Fundación Jérôme Lejeune considera decepcionante que el aborto sea la única alternativa que se ofrezca a un embarazo imprevisto o al diagnóstico de Síndrome de Down

  • Mónica López Barahona, Presidenta de la Fundación Jérôme Lejeune en España: “Más del 90% de las personas diagnosticadas de Síndrome de Down en la fase prenatal son abortadas ¿Podemos quedarnos impasibles ante el hecho de hacer mortal una a anomalía genética que no lo es?”
  • Pablo Siegrist, director de la Fundación Jérôme Lejeune en España ha señalado que: “Estos datos significan que a 95.917 conciudadanos nuestros no les hemos dejado tener una vida igual de digna y valiosa que la de cualquier otra persona. Y eso es un fracaso grave como sociedad”.
  • Es responsabilidad de todos, sociedad civil y Estado, garantizar y proteger la vida de los más vulnerables.

 

Madrid, 28 de noviembre de 2019.- Fundación Jérôme Lejeune lamenta la terrible cifra anunciada por el Ministerio de Sanidad de más de 95.000 niños abortados en España en 2018. Pablo Siegrist, director de la Fundación Jérôme Lejeune en España ha señalado que: “Estos datos significan que a 95.917 conciudadanos nuestros no les hemos dejado tener una vida igual de digna y valiosa que la de cualquier otra persona. Y eso es un fracaso grave como sociedad. Es más, un fracaso que crece respecto de otros años, pues, en concreto, 1.794 niños más que en 2017 no pudieron llegar a nacer por culpa del aborto”.

Asimismo, Mónica López Barahona, Presidenta de la Fundación Jérôme Lejeune en España ha destacado que: “Los abortos que se producen en 15 días en España cubrirían la demanda anual de adopción. Familias que esperan años con la idoneidad concedida para poder adoptar. ¿No podrían conciliarse estas cifras tan esquizofrénicas?”.

Además, Fundación Jérôme Lejeune considera decepcionante que, ante un embarazo imprevisto o el diagnóstico de alguna patología en el feto, como puede ser el Síndrome de Down, la única solución que se dé sea la del aborto. La Presidenta de Fundación Jérôme Lejeune en España recuerda que “más del 90% de las personas diagnosticadas de Síndrome de Down en la fase prenatal son abortadas. ¿Podemos quedarnos impasibles ante el hecho de hacer mortal una a anomalía genética que no lo es?”.

Fundación Jérôme Lejeune, siguiendo el ejemplo y la vida del profesor Lejeune, descubridor de la trisomía cromosómica 21 y de otras patologías genéticas de la inteligencia, seguirá con la incansable labor de investigación para la mejora de la vida de todas las personas, nacidas y no nacidas, y en concreto la de aquellos con Síndrome de Down, cuya vida merece la pena como cualquier otra. Y precisa que es responsabilidad de todos, sociedad civil y Estado, garantizar y proteger la vida de los más vulnerables.