La Fundación Jérôme Lejeune y Fertilitas presentan la Naprotecnología como alternativa a la fecundación in vitro.

En el Colegio Mayor San Pablo CEU tuvo lugar el pasado 3 de junio la conferencia ‘Consecuencias de la fecundación in vitro y su alternativa: la Naprotecnología’, organizada por la Fundación Jérôme Lejeune y Fertilitas, en colaboración con la ACdP

Fertilitas, entidad recientemente  implantada en España, surge con el objetivo de impulsar la Naprotecnología  y ofrecer este procedimiento médico a matrimonios con problemas de fertilidad.

La Naprotecnología es una ciencia procreativa desarrollada en EE.UU. por el Dr. Thomas W. Hilgers, que se basa en el diagnóstico de las causas de los problemas de fertilidad para su tratamiento efectivo. Es un procedimiento médico no invasivo que ha cosechado tasas de éxito en EEUU cercanas al 60%.

La Fundación Jérôme Lejeune, en su respeto absoluto hacia la dignidad de toda vida humana, incluida la vida embrionaria, considera como inaceptables éticamente las técnicas de reproducción asistida omo la fecundación in vitro (FIV). En estas técnicas, además de desvirtuar la naturaleza de la conyugalidad, corre riesgo la vida de los embriones que se desechan o descartan mediante diagnóstico preimplantatorio. De este modo, para esta Fundación, la Naprotecnología ofrece una forma natural de conseguir el embarazo sin poner en peligro la vida, la integridad, la salud y la dignidad de las personas, tanto la del hijo gestado como la de los propios padres.

El responsable de Fertilitas, Álvaro Ortega, presentó  el modelo de  Ecosistema Sostenible, integrado por: el trabajo del médico, los practitioners, el acompañamiento de un matrimonio mentor, ayuda y seguimiento inicial. La finalidad es resolver los problemas de salud yendo a la causa de forma integral, con acompañamiento y seguimiento completo de los pacientes.

 

testimonio---naprotecnologa_48007113638_o   testimonio---consecuencias-de-la-fecundacin-in-vitro_48007106291_o          auditorio-2---conferencia-f-lejeune-y-fertilitas_48007191687_o

En el desarrollo de la conferencia intervinieron la Dra. Mónica López Barahona, Presidenta de la Fundación Jérôme Lejeune en España y el Dr. Jaime Siegrist, ginecólogo oncólogo en el Hospital Universitario La Paz de Madrid y ginecólogo especialista en Naprotecnología en Fertilitas.

El acto contó también con los testimonios del matrimonio formado por Lander y Cris, que pasó por un período de infertilidad y fueron padres gracias a la Naprotecnología; y la sobrecogedora experiencia de Nuria , que quiso compartir con el fin de ayudar a la sociedad a advertir de los efectos de esta técnica “para liberar a muchas mujeres del “calvario” al que se someten. “Me sometí  a siete fecundaciones y unas once inseminaciones. En cada una me transferían hasta 17 embriones. Nunca me quedé embarazada”, y las consecuencias para su salud fueron muy negativas.

Mónica López Barahona, en su intervención señaló que la fecundación in vitro “no cura la infertilidad y puede tener efectos negativos sobre la mujer como el síndrome de hiperestimulación ovárica  que podría llegar a ocasionar incluso la muerte. Esta es una de las razones por las que se congelan los embriones para evitar una nueva hiperestimulacion a las mujeres.” Así mismo, advirtió de la mayor incidencia de ciertas patologías cardiovasculares, metabólicas y pulmonares en los niños concebidos con estas técnicas.

Otro de  los graves trastornos de esta técnica, en la que se busca a toda costa el hijo, es el riesgo de paralización del desarrollo metabólico de  los embriones sobrantes, congelados a 196 grados bajo cero, por lo que  el 30% de estos embriones mueren.

La presidenta de la Fundación Jérome Lejeune señaló que ésta no es la única solución para tener un hijo: “en cambio, la Naprotecnología respeta la ley natural y al embrión, sin manipularle, acompaña a la mujer en sus ciclos naturales y une al matrimonio en la búsqueda del hijo. Sin embargo, en España no se tiene como opción preferente”.

Por su parte, el ginecólogo especialista en Naprotecnología en Fertilitas y ginecólogo oncólogo en el Hospital Universitario La Paz de Madrid,Jaime Siegrist, explicó que “la Naprotecnología es un procedimiento médico desarrollado en EE.UU. que consigue un diagnóstico exhaustivo de los problemas de salud que afectan a la fertilidad para tratarlos eficazmente y alcanzar un embarazo de forma natural”. El objetivo de esta técnica es “reparar la causa de la esterilidad”. Lo que se persigue es sanar un problema de salud cuya manifestación es la esterilidad. Se analizan al hombre y a la mujer de forma integral.

El Dr. Siegrist expuso que esta novedosa técnica  tiene un largo recorrido en Estados Unidos. Los resultados son satisfactorios: a los 18 meses de pruebas y averiguar las causas naturales de la esterilidad, muchas parejas conciben un hijo de forma natural.  La tasa de éxito de la Naprotecnología es superior a la de las TRA (Técnicas de Reproducción Asistida). “La sanidad tiende a no querer investigar las causas de la esterilidad y la primera opción a la que se recurre es a la fecundación in vitro”, afirmó el Dr. Siegrist. Existen alternativas respetuosas con la vida del embrión, de la mujer y de la unidad de la familia. Esta alternativa es la Naprotecnología.