La Fundación y el Instituto Jérôme Lejeune en Argentina - Jérôme Lejeune
3530
post-template-default,single,single-post,postid-3530,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La Fundación y el Instituto Jérôme Lejeune en Argentina

La Fundación y el Instituto Jérôme Lejeune en Argentina

Jean-Marie Le Méné, presidente de la Fundación Jérôme Lejeune, denuncia ante el Senado argentino que “asistimos hoy a un triunfo del derecho y, paradójicamente, a una derrota de la justicia. Nunca ha habido tantas leyes y textos para proteger a los individuos ante la tecnociencia. Y, sin embargo, nunca ha habido más transgresiones que hoy”.

Acompañado de Grégoire François-Dainville, director general del Instituto Jérôme Lejeune, de la doctora Clotilde Mircher, genetista en el Instituto, y de Pablo Siegrist, director de la Fundación Jérôme Lejeune en España, se desplazó hasta Argentina para dar a conocer la misión de la Fundación y del Instituto, conversar con los médicos y científicos argentinos que trabajan sobre la discapacidad intelectual de origen genético, animar a quienes defienden la vida en Argentina y reflexionar sobre los desafíos de la bioética.

La semana fue abundante en reuniones con profesionales de universidades, hospitales y laboratorios de investigación, y con personalidades políticas e intelectuales en el Senado y en la Academia de Ciencias Morales y Políticas.

En la Universidad Católica Argentina, en una conferencia ante los estudiantes, Jean-Marie Le Méné presentó los peligros de la bioética global en estos términos: “Esta bioética ya no es antropocéntrica, sino biocéntrica. La vida humana ha dejado de ser lo que hay que proteger, sino cualquier forma de vida. De facto, esta visión de la bioética conduce al eugenismo”. La doctora Clotilde Mircher, por su parte, presentó a los estudiantes de Medicina la actividad de atención médica e investigación desarrollada por el Instituto Jérôme Lejeune en París.

Jean-Marie Le Méné ofreció la conferencia inaugural del Congreso Internacional del Instituto de Bioética de la Universidad Católica Argentina. “Asistimos hoy a un triunfo del derecho y, paradójicamente, a una derrota de la justicia. Nunca ha habido tantas leyes y textos para proteger a los individuos ante la tecnociencia. Y, sin embargo, nunca ha habido más transgresiones que hoy. El derecho ya no está al servicio de la justicia. La razón reside en la interpretación liberal de las leyes por parte de la justicia, y en el mecanismo de las ‘ilegalidades fecundas’, que pone al legislador ante el hecho consumado y lo mantiene hasta regularizar las ilegalidades. Es muy difícil luchar contra este movimiento. Pero sí se puede actuar por el respeto a la vida de forma concreta. Es la tarea de la Fundación Jérôme Lejeune, que financia la consulta médica del Instituto Jérôme Lejeune. El Instituto atiende a aquellos a quienes los demás no atienden… porque piensan que no deberían haber nacido”.

Durante este viaje, se firmó un acuerdo de colaboración entre la Fundación Jérôme Lejeune y la Universidad Católica Argentina. Esta asociación se traducirá en numerosos acuerdos sectoriales: formación de estudiantes en bioética, publicaciones, colaboraciones médicas y científicas sobre las deficiencias intelectuales de origen genético…

Jean-Marie Le Méné, Grégoire François-Dainville, la doctora Clotilde Mircher y Pablo Siegrist se reunieron igualmente con un grupo de investigadores argentinos y chilenos que preparan un programa de investigación sobre la trisomía 21 en el periodo prenatal, esto es, en mujeres embarazadas de un niño con síndrome de Down. Estos investigadores han identificado una molécula que atravesaría la placenta y actuaría sobre el embrión. Han comprobado que los niños con esta trisomía nacen con una discriminación en relación a otros niños: tienen un 30% de neuronas menos. Su convicción es que cuanto antes se intervenga en el desarrollo del niño más oportunidades existen de mejorar su capacidad cognitiva.

La delegación mantuvo asimismo una reunión con los jefes de servicio del Hospital Universitario Austral, que ofrece una consulta especializada en la trisomía 21, y dio una conferencia a los estudiantes de Medicina de la Universidad Austral, antes de ser invitada por la presidenta del Senado argentino a firmar un acuerdo de cooperación. Este acuerdo se traducirá en dos colaboraciones: la primera, con el Instituto Jérôme Lejeune, que se ha comprometido a ofrecer una beca a un médico residente argentino para una estancia de seis meses en sus dependencias, donde podrá formarse en la atención a pacientes con deficiencia intelectual de origen genético; la segunda, con la Cátedra de Bioética “Jérôme Lejeune”, que se ha comprometido a conceder una beca a un estudiante argentino para cursar el máster de bioética en España. Seguidamente se mantuvo un encuentro con dos senadores, que pidieron a los investigadores que pongan a la persona humana en el centro de su trabajo, elogiaron la actividad de la Fundación Jérôme Lejeune y celebraron poder contar con ella en el futuro para contribuir a la formación médica y ética de los estudiantes argentinos.

El colectivo de Jóvenes Estudiantes por la Vida, de la Universidad de Buenos Aires, muy implicado actualmente en los debates sobre el aborto en Argentina, recibió a nuestros cuatro representantes para una velada en torno a la personalidad de Jérôme Lejeune.

Una conferencia organizada ante la asociación Médicos por la Vida, que aglutina a los médicos comprometidos en Argentina con la defensa de la vida, permitió intercambios fructíferos y un estímulo mutuo.

“Esta semana que hemos pasado en Argentina nos llena de esperanza a los habitantes de la vieja Europa. Hemos encontrado personas jóvenes, alegres, generosas y responsables (…) que, como nosotros, son muy conscientes de los desafíos de la bioética, de los peligros del transhumanismo y de las preocupaciones medioambientales, pero también de la necesidad de practicar una ecología que integre al hombre desde la concepción a su muerte natural” (Jean-Marie Le Méné, ante el Senado argentino).

La semana concluyó con la presencia de Jean-Marie Le Méné en la Academia de Ciencias Morales y Políticas, en una intervención donde recordó que la bioética no puede aprobar lo que la ética reprueba.

Pincha aquí  para leer el discurso íntegro de Jean-Marie Le Méné ante el Senado argentino    https://www.fondationlejeune.org/wp-content/uploads/2018/11/S%C3%A9nat-Argentin-nov-18..docx)

Aquí  para leer el testimonio de Guadalupe, estudiante de medicina que pertenece al colectivo de Jóvenes Estudiantes por la Vida de la Universidad de Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 



Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial