“One of Us” apela ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea la decisión adoptada por el Tribunal General el 23 de abril de 2018

Por su relevancia compartimos la nota de prensa de One of Us , Federación Europea de la que la Fundación Jérôme Lejeune es miembro:

 

Bruselas, 22 de junio de 2018. El 22 de junio de 2018, se ha presentado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea un recurso de apelación contra la decisión del Tribunal General de 23 de abril de 2018.

La decisión adoptada por el Tribunal General en el caso T-561/14 de la iniciativa Ciudadana Europea “One of Us” contra la Comisión Europea fue la de no anular la comunicación de la Comisión Europea que se negaba a tomar medidas adicionales en relación One of Us presenta la apelación ante la Corte de Justicia de la Unión a Europea con la exitosa campaña de la Iniciativa Ciudadana Europea [“ICE”] One of Us.

El equipo jurídico del caso, Paul Diamond, Barrister y Roger Kiska ha afirmado que “si bien, como resultado del caso, el Tribunal General amplió las nuevas protecciones para la ICE como mecanismo, no llegó a exigir a la Comisión que introdujera las propuestas legislativas de “One of Us” al Parlamento Europeo para su debate. Al hacerlo, cometió varios errores importantes en la ley, que no pueden quedar sin respuesta. La apelación aborda estos errores así como la realidad jurídica y moral de que la Comisión debería haber tenido la obligación de tener en cuenta la dignidad del ser humano no nacido en cualquier decisión que tomara en relación con la ICE “.

Con casi 2 millones de firmas, la ICE “One of Us “ ha sido la más apoyada, reuniendo más de 3 veces la cantidad de firmas que votos fueron depositados en las últimas elecciones europeas para el Parlamento Europeo en al menos 1 Estado Miembro.

La Iniciativa Ciudadana se presentó como una herramienta para la participación democrática de los ciudadanos. Tal herramienta se percibió como muy necesaria en una Unión Europea que sufre de un profundo déficit democrático, y donde los ciudadanos son marginados en la toma de decisiones, lo que contribuye a una fuerte y profunda sensación de lejanía de las políticas europeas.

La sentencia del Tribunal General sugiere que la Comisión disfruta de un casi monopolio en la presentación de propuestas para la legislación de la UE.

Tal descubrimiento ignora la intención legislativa de la ICE y lo convierte en letra muerta. En última instancia, en cualquier situación en la que la Comisión simplemente puede rechazar una propuesta que no concuerda con motivos ideológicos, hace que la inversión de las miles de horas de trabajo que entra en una ICE exitosa sea virtualmente insignificante. Roger Kiska, del equipo legal, señala que: “Las acciones de la Comisión han convertido a la ICE en el verdadero símbolo del muy real déficit democrático a nivel de la Comisión”.

                                                                                  One of Us afirma que:

 “Con la presentación de la apelación “One of Us” continuará su lucha en los tribunales para garantizar que se sirva la democracia; y aún más importante, que la difícil situación del niño por nacer será defendida con vigor en nuestra sociedad, en la que estamos obligados a proteger a nuestros congéneres ayer, hoy y como legado fundamental de las generaciones futuras “. 

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0